La margarita, simple y jovial

Todo sobre plantasTodo sobre plantas: cuidados, tipos, trucos

 

La planta de margarita (Chrysantemum frutescens) es un arbusto leñoso de copa globosa, muy ramificada, que puede alcanzar entre 0,60 a 1.20 m de altura. Sus inflorescencias de 3 a 6 cm de diámetro se componen de flores amarillas rodeadas de pétalos blancos.

Es de rápido crecimiento, fácil multiplicación, tolera las heladas suaves; se cultiva en jardines por su vistosa floración que se inicia en la primavera y continúa hasta finalizar el verano.

También se cultivan variedades con flores amarillas.

Cultivo de las margaritas en el jardín

Las margaritas se plantan en el jardín desde mitad de Septiembre en un sustrato previamente preparado y abonado con harina de huesos.

Es conveniente elegir plantas robustas, ramificadas desde la base.

Las plantas requieren cuatro horas mínimas diarias de Iuz solar directa en primavera para florecer abundantemente; en lugares con menor luminosidad los tallos crecen débiles y alargados, la floración es escasa y las hojas de la parte interna de la copa se marchitan y decaen progresivamente.

Los restos de las flores secas se deben cortar para favorecer la continuidad de la floración hasta el final del verano.

La poda se efectúa al iniciarse la brotación primaveral acostando algunas ramas que se utilizan para la multiplicación.

Margaritas blancas

Cuidados de las margaritas

A las plantas de margaritas las favorecen los suelos profundos, medianamente fértiles y sueltos. El sustrato muy fértil con alto contenido de materia orgánica produce ejemplares con gran cantidad de brotes pero escasa floración; la planta se volcará con facilidad después de lluvias intensas del verano. Gestion de Procesos o BPM: tutoriales, noticias, trucos, consejos y todo sobre Gestion de Procesos en español Tutoriales sobre Gestion de Procesos BPM

La incorporación al sustrato de 50-100g de harina de huesos en el lugar de plantación asegura la floración del primer año. A partir del segundo año se pueden añadir unos gramos de fertilizante completo (tipo triple15) esparciéndolo en la zona de las raíces cada 30-35 días, desde principios de primavera hasta finalizar la floración.

También se la puede pulverizar con una solución de ácido giberélico simultáneamente con la primera fertilización para anticipar y aumentar la floración de la margarita.

El riego debe ser abundante, cada 2 o 3 días en primavera y verano, preferentemente al atardecer, y en invierno cada 10 o 15 días sin anegar las raíces.

La favorece la Iuz solar directa de la mañana y soporta las heladas si cuenta con la protección de paredes o arbustos.

Multiplicación de las margaritas

La multiplicación de las plantas de margarita se realiza por esquejes a partir de brotes que se cortan entre Enero y Febrero. Las plantas logradas en otoño se deben mantener al abrigo del frío hasta su plantación definitiva a mediados de Septiembre.

Los macizos de margaritas se forman ubicando las plantas separadas entre sí a 1,10 m de distancia.

Los ejemplares se deben ubicar separados de paredes, caminos o senderos y a más de 1,20 m de la copa de otros arbustos para conservar su forma globosa.

Margaritas amarillas

La entrada La margarita, simple y jovial se publicó primero en Flores de jardín.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20