Para aquellas personas con predilección por los jardines a cielo abierto, abundantes plantas y variedades exóticas, tener una Palmera siempre ha sido un sueño no muy fácil de cumplir ya que estas plantas tienen un crecimiento muy lento y un cuidado bastante particular; además por su gran tamaño no es sencillo escoger un lugar ideal para plantarlas.

Sin embargo, para felicidad de muchos, existe una variante que le otorga a quien la cultive la oportunidad de tenerla en cualquier espacio; es una Palmera Enana cuyo tronco no crece más de un metro aunque sus hojas puedan extenderse mucho más alcanzando hasta 5 metros aunque esto es muy fácil de controlar podando aquellas hojas que crezcan demasiado.

Su nombre científico es Phoenix Roebelenii y viene de una asociación con el ave fénix aunque su ciclo de vida no sea infinito y su cuidado sea bastante particular. Su origen se da en Asia, específicamente Laos y Vietnam son aquellas regiones donde nacen con mayor frecuencia aunque ya se hayan propagado en regiones tropicales gracias a su fama y estética, estas palmeras pueden sembrarse en suelo al aire libre o en macetas para tenerla en interiores. En ambos casos su comportamiento es muy dócil y mientras se mantenga un riego adaptado al clima crecerá saludablemente.

Características y Cuidados

Tiene todas las características de una palmera común, tronco ancho en la parte inferior, hojas extendidas y muy granes que le dan esa característica del trópico que es tan atractiva y aunque su floración no sea tan evidente es muy fácil extraer sus semillas para replantar nuevas palmeras que tendrán un tiempo aproximado de 50 días para retoñar. La etapa ideal para su crecimiento es durante el verano ya que no requieren de tanta agua para evolucionar.

Son plantas solares por lo que necesitarán al menos 6 horas diarias de sol directo y un suelo fértil con buen drenaje que se mantenga siempre húmedo y abonado y es recomendable podarla a profundidad una vez cada 6 meses con instrumentos de calidad para no dañar un crecimiento. Una forma de mantener su tamaño controlado es sabiendo a que profundidad plantarla y en qué macetas dejarlas crecer, requieren de profundidad para fijarse bien al suelo.

Sin duda estas palmeras serán protagonistas en cualquier jardín donde sean plantadas y decorarán los espacio con mucha elegancia y estilo tropical que hará resaltar el resto de flores que puedan acompañarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here