Valeriana officinalis, también conocida como “hierba de los gatos”, es una especie de planta nativa de Asia y Europa. Es de las más populares debido a sus propiedades medicinales. Pertenece a la familia de las Valerianacea y es considerada como planta medicinal.

La valeriana es una especie perenne, por lo tanto después del invierno se puede volver a disfrutar de su presencia en la naturaleza. Esta planta es de interés medicinal, debido a que sus raíces, plantas y flores se emplean para diversos beneficios. Puede llegar a alcanzar una altura de un metro, es de porte esbelto y puede ser cultivada en conjunto con otras plantas aromáticas como romero, lavanda y espliego.

Es de tallo robusto, hueco, erecto, glabro y acanalado. Las hojas son opuestas pinnadas, las superiores son más pecioladas mientras que las inferiores son sésiles.

Las flores son de color rosa o blanco, las cuales son agrupadas en inflorescencias aplanadas. El fruto mide 4mm, es aquenino con vilano plumoso.

¿Cómo cultivar valeriana?

Siempre y cuando las condiciones climáticas sean las adecuadas, es una planta fácil de cuidar. Se desarrolla bien en suelos, humificados, frescos y aireados, siendo de bosque sombrío y húmedo. Es incapaz de soportar la sequía pero si aguanta las heladas.

Para darle más fuerza al crecimiento radicular es conveniente cortarlas y así sacaremos el máximo partido a su aroma.

Con el otoño, llega el momento de segar la parte vegetativa de la valeriana y desenterrar parte de su rizoma para la desecación. Durante el secado, la temperatura no puede superar los 35°C. El olor puede llegar a ser muy desagradable ya que es muy potente durante este periodo.

Se multiplica por medio de división de semillas y plantas. Se recomienda para este fin desmenuzar la tierra para asi, facilitar el enraizado.

Antes del trasplante, es conveniente la preparación previa del terreno, labrado, fertilización etc.

Como todas las plantas, esta también es afectada por plagas y enfermedades como pueden ser: oidio, septorosis, roedores de campo o pulgones.

Consumo de valeriana

La infusión de esta planta, puede consumirse tanto fresca como seca, por lo tanto, dependiendo del estado, es más o menos la cantidad necesaria. Para preparar esta infusión no debemos dejar hervir el agua, luego debemos dejar reposar al menos unos minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here