Las azaleas, son plantas de porte medio bajo, arbustivo y leñoso, nativos de China. Tiene un follaje compacto, hojas pequeñas y ovaladas de color verde oscuro brillante. Al final de las ramas se desarrollan las flores, que pueden ser dobles o simples con forma de embudo.

Su amplia gama de colores es inmensa, así como la época de floración, originalmente su floración era en invierno, ahora con el cultivo forzado, casi la podemos encontrar durante todo el año.

Se recomienda plantar las azaleas en lugares bien iluminados, puede soportar el sol directo en primavera e invierno, pero si queremos que la planta crezca y salga adelante, deberemos buscar un lugar con semisombra.

Esta planta requiere de bastante humedad, en lugares secos, las flores se deshidratan con facilidad, perdiendo de esta forma su atractivo.

Es una planta de invierno, por lo que tolera las bajas temperaturas muy bien. Es una planta acidófila, por lo que los riegos con mucha cal, no le es nada saludable. La tierra que utilicemos para trasplantarla deberá ser acida, rica en mantillo y bien drenada con bastante materia orgánica descompuesta.

En situaciones alcalinas, convendría que aplicáramos quelatos de hierro para paliar los problemas de clorosis férrica, muy común en los rhododendros.

Son plantas que no necesitan ser podadas, aunque conviene ir cortando las flores secas para rejuvenecer la planta.

En cuanto a la propagación de la planta, se puede realizar a partir de esquejes apicales blandos entre mediados de primavera y principios de verano. Por supuesto siempre después de la floración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here