Saltar al contenido

Tipuana o Palo rosa

8 enero 2018

Por norma general, uno de los motivos fundamentales por los que optamos por plantar árboles en nuestro jardín es por la sombra que son capaces de ofrecernos en verano.

En esta misma línea encontraremos en este contexto que son muchas las especies que pueden ofrecernos estas mismas características, pero, a su misma vez, son pocas las que se caracterizan por su rápido crecimiento y sus pocos cuidados necesarios.

Durante la última época, una de las especies más implementadas con este fin, es el denominado Palo rosa o Tulipa, éste es un árbol de zonas tropicales de la zona de Sudamérica y muy común en zonas como Brasil o Bolivia.

El Palo rosa es una planta hermosa, puede llegar a alcanzar tamaños gigantitos y su altura es una espécimen adulto se torna alrededor de los 20 metros. Sus flores son de un tono amarillento muy intenso.

Sus copas frondosas son prácticas y delicadas consagrando de este modo una especie destacada para implementar en nuestro hogar.

Esta especie, para su desarrollo, requiere de dimensiones razonables, de lo contrario su especie podría llegar a sufrir los embates de la malformación por crecimiento anómalo.

Su poda la podemos realizar de forma regular, sin generar daños considerables al sistema foliar, sus raíces son considerablemente agresivas y no se recomienda que comparta el espacio con otro tipo de especies.

El Tipuana prácticamente se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque los suelos sumamente ácidos no son los que más le convienen a esta especie.

Este es un árbol de características singulares, su desarrollo depende de las altas temperaturas y su prolongada exposición a la luz del sol. El abono deberá ser en abundancia y es recomendable estratificar el terreno en varias capas, justo antes de cultivar esta especie. Con esto conseguiremos que el sistema radicular de la Tipuana obtenga la mayor cantidad de nutrientes posibles a medida que éste se desarrolla rápidamente.

La floración de esta planta se produce en primavera y consigue cubrir de vida cualquier espacio en el que este implantado de manera sumamente hermosa. Soporta ligeramente las heladas, por esto no es muy apropiada para los interiores de nuestra península. No obstante, es muy interesante como árbol de sombra en todo el Mediterráneo.