Saltar al contenido

Convalaria o Barba de serpiente

28 diciembre 2017

Esta planta, Convalaria, también podemos conocerla como barba de serpiente. Es del género Ophiopogon y está formado por una variedad de 60 especies vivaces. En nombre de esta planta deriva del griego “ophis” serpiente y “pogon” barba, lo más probable es que su nombre se deba a sus hojas. Es originaria de Asia y pertenece a la familia de las Liliaceae.

Características

Las características más destacadas de esta planta es su forma rizomatosa, de unos 10 a 20 cm de alto. Las hojas son lineares o lanceoladas, de color verde. Las flores son pequeñas y se desarrollan en racimos, en forma de campana y pueden ser de color azul, blancas o lilas. Sus frutos son del tamaño de un guisante, de color azul porcelana. Los tubérculos son comestibles y florecen en verano.

Cuidados de Covalaria

Esta especie de planta se emplea como tapizante, en borduras, rocallas y también podemos tenerlas en macetas, terrazas, balcones o en el interior de nuestra casa.

Para su desarrollo y crecimiento, requiere de una exposición de semisombra y una temperatura media de entre 10-20°C. Es una planta intolerante a las heladas, ya que podría quemar sus hojas.

El suelo para cultivar esta planta debe ser rico en humos, drenado, fresco y de una textura media. Tolera cualquier tipo de suelo, incluso el calcáreo. Lo ideal para su plantación o trasplante es hacerlo en primavera.

El riego para esta planta debe ser moderado, por tanto para volver a regarlo debemos dejar que la superficie se seque. No obstante, tampoco es necesario ni conveniente que la tierra este seca totalmente, ya que no resiste las heladas pero tampoco las sequias.

A finales de primavera y a mitad del otoño, es necesario incorporar un fertilizante natural en su abono.

Estas plantas son resistentes a las plagas y enfermedades más comunes que vagan por nuestro jardín. Pero debemos tener cuidado con la pudrición de la raíz, causada por Pythium splendens que afecta a las variedades enanas.

Su propagación es por semillas que se siembran en primavera en semillero o, por división de mata en el mismo momento de la plantación.

Esta planta podría darle ese toque único a nuestro jardín, por lo que es una buena opción. Más a nuestro favor, porque sus cuidados son fáciles y para nada complicados.