Saltar al contenido

Actinidia kolomikta y la belleza de su follaje

28 diciembre 2017

La Aktinidia Kolomita, también es conocida como la Grosella china, es originaria de los templados bosques mixtos del oriente lejano de Rusia, Corea, China y Japón, además pertenece a la familia Actinidiaceae.

Características de la Grosella China

Esta planta, es una especie trepadora de vigor mediano y es del mismo género que los kiwis. En tan solo un año puede llegar a alcanzar el metro de altura. Las hojas de esta planta son en forma de corazón, acorazonadas y la punta es de un tono rosa-rojo, blanco, y éstas pueden llegar a alcanzar los 15 cm de longitud. Sus flores son de un gono amarillento blanquecino de 1,5cm. Esta planta florece entre los meses mayo-junio. Sus frutos de color azul oscuro, son comestibles y muy jugosos.

Actinidia Kolomikta y sus cuidados

Esta planta es cultivada por la belleza de su follaje, además es una planta trepadora. No requiere de muchos cuidados y se desarrolla como planta tapizante.

En cuanto a luz y claridad, podremos plantarla tanto a pleno sol, como en semisombra. Para su desarrollo y crecimiento precisa un clima suave y húmedo, aunque lo ideal es resguardarla del viento y las heladas.

El suelo ideal para su cultivo debe ser fresco, estar bien drenado y ser rico en materia orgánica. De entre los materiales que podemos utilizar para drenar el suelo, destacamos, la arena, la madera, las cenizas y el humus.

Ya que su crecimiento es muy rápido, necesita que los tallos sean guiados o atados en muros y espacios donde queramos su desarrollo. También debemos eliminar los tallos que estén mal situados.

Para evitar que esta bella planta pierda su color, el abono debe ser poco.

Al igual que en otras plantas, en esta también es necesaria la poda, y para llevarla a cabo deberemos eliminar los brotes del año, si queremos mantenerla con un espacio reducido. La mejor época del año para realizar la poda es en invierno.

Debemos tener en cuenta que para la polinización cruzada, es necesario tener hembra y macho para conseguir frutos (una planta masculina por cada 3 o 4 femeninas). Ahora bien, si solo queremos esta planta por sus características ornamentales, deberemos sembrar plantas masculinas.

Su propagación puede ser por semillas o esquejes. Las semillas se siembran después de la maduración de la planta. En marzo, después de la estratificación de las semillas, se siembran en invernaderos fríos, a una profundidad de 1-1,5 cm y en la siguiente primavera las plántulas se colocan en el lugar indicado.

Las frutas son de un tamaño considerable, ésta es una gran uva, dulce y muy rica en vitaminas. La vitamina más destacada es la vitamina C, siendo ésta superior a las que contiene el limón.