Teléfono: 968 944 727

Cómo decorar las mesas con flores

24 junio 2015

» Flores naturales, Noticias, últimas

Decorar mesas con floresLas flores son uno de los motivos ornamentales más utilizados en el mercado, tanto en la actualidad como a lo largo de la historia, y es que existen pocos arreglos más bonitos que un ramo floral. Por esta razón, es muy común utilizar plantas o flores para adornar jardines, ventanas, vestíbulos y balcones de casa.

¿Pero alguna vez has intentado decorar una mesa con flores? Seguro que sí, y es que la mesa central del salón es un espacio cotidiano que permite variar su decorado en función de una amplia gama de adornos vegetales. También es útil engalanar una mesa durante comidas familiares, una congregación en el campo o en las Navidades. En este artículo vamos a proponerte varias ideas para que decores las mesas con flores.

Algunos consejos útiles

Por regla general, una salita debe disponer de tres puntos verdes, dos en las esquinas o cerca de las paredes y uno en el centro de la mesa.

Hay que tener en cuenta que en esta última decoración no se pueden emplear complejos ornatos de grandes dimensiones, porque podría entorpecer la visión de los invitados u obstaculizar el diálogo y las miradas directas. En vez de ello, es mejor organizar varios motivos florales, ubicados, por ejemplo, a los lados de la mesa. Este diseño estético es más apropiado cuando el mueble tiene un perfil rectangular, en vez de redondo o cuadrado.

Asimismo, conviene utilizar plantas y flores naturales, y descartar los vegetales artificiales, puesto que carecen de aroma, sus colores son más apagados y pierden frescura.

Decora la mesa con flores y hojas

Los ramos de flores colocados en el centro de la mesa del salón conciben bellos puntos de atención, que amenizan la estancia e imbuyen frescura y optimismo a los presentes. Crear receptáculos con flores a modo de ramilletes creará esta sofisticada esfera de agradables sentimientos, que tanto los habitantes de la casa como los invitados, agradecerán.

Una opción, menos visual, pero mucho más sencilla, es engalanar el mueble mediante bandejas abrigadas con hojas sin flor. Alternar el color de éstas desde el verde intenso y brillante hasta un rojo pajizo, puede originar prototipos ornamentales verdaderamente curiosos.

Del mismo modo, se pueden eliminar los tallos y las hojas y centrarse exclusivamente en los pétalos de las flores. Un recipiente llano y nítido, colmado de flores naturales como rosas y caléndulas recrea una atmósfera muy evocadora, con claras reminiscencias a la libertad de la naturaleza. Además, secar los pétalos puede convertirlos en un fragante ambientador doméstico. Claro que se puede lograr el mismo efecto sirviéndose de plantas aromáticas como la lavanda o el tomillo.

Las flores en el agua

Pero si quieres alejarte de los clásicos adornos, te recomendamos que combines la gracia de las flores con el poder mágico del agua. Así, las flores sumergidas en recipientes de agua son una tendencia en auge dentro de la decoración doméstica.

Lograr este atavío tan singular es muy sencillo. Básicamente, es necesario un contenedor transparente y de altura moderada, cuya base se revestirá de perlas, cristales, piedras, conchas, caracoles o cualquier otra mezcla de materiales similares. Después de llenar el recipiente de agua y colocar en su interior las flores, el líquido acuoso amplificará la sensación de intensidad, luz y color de los pétalos.

Para diseñar este complejo ornamental, hay que seleccionar las flores más apropiadas. Por ejemplo, no es recomendable sumergir en agua los pétalos débiles o aquellos que contengan un nivel alto de polen, puesto que se marchitarían con rapidez o bien ensuciarían el líquido. Las especies más idóneas corresponden a aquellas de tallo largo y flor resistente, como hortensias, tulipanes, rosas o girasoles.

Decorar mesas al aire libre

Si tu objetivo es preparar un aperitivo al aire libre o decorar una mesa en el jardín o en un patio exterior de la casa, es conveniente decantarse por adornos donde se entremezcle la ostentosa hermosura de las flores con la campechanía de las frutas.

Por ejemplo, un receptáculo de cristal surtido con gerberas amarillas y rodajas de limón flotando en el agua, o una combinación de cualquier flor roja con manzanas cortadas. Latas de aluminio donde reposen flores silvestres o vasos sobre los que trasluzcan margaritas son opciones excelentes para mesas al aire libre.

Otros complementos

Decorar una mesa no ha de reducirse exclusivamente a estos motivos vegetales. Se pueden utilizar otros adornos naturales, como la cáscara de nueces y almendras o la posibilidad de incluir coloridas maderas en los arreglos. Las frutas del bosque, como las piñas y bayas, son otra alternativa muy decorativa para los centros de mesa. Todo ello unido a la delicadeza de las flores.
Además de los frutos secos, las velas y candelabros poseen una relación mágica con los motivos florales. Casar acertadamente estos utensilios con los ramos de flores puede generar un centro estético muy romántico y místico.

En Navidades

Estas fechan tan señaladas reflejan una ornamentación muy especial, acorde con el frío mes de diciembre. Para adornar una mesa durante las Navidades, resulta apropiado alejarse de las decoraciones minimalistas y modernas, para concentrarse en los atavíos tradicionales.

El muérdago, con sus vallas blancas y sus hojas redondeadas, deslizándose sobre una bandeja plateada en el centro de la mesa, ofrecerá una imagen distendida y llamativa ante los manjares del banquete. Un jarrón de acebo tiene un efecto similar, especialmente si se dispersan pequeños objetos como cascabeles entre sus férreas hojas. Siguiendo este estilo, el cactus navideño, provisto de flores rojas y rosadas entre sus gruesas hojas, es una alternativa muy válida cuando se disponen dos macetas.
Más original, es el romero, que destaca por sí solo con su conjunción de flores lilas, y puede ser una decoración peculiarmente hermosa si se le añaden lazos dorados y rojos. Alejándose de la tradición, una compleja torre formada por diversos pétalos que se alce en el centro de la mesa, será el mejor motivo ornamental cuando el número de invitados sea escaso.

Prueba, repite y compara

Si has llegado hasta aquí, habrás obtenido algunas ideas para decorar una mesa con flores. A partir de este instante, el gusto personal y las inquietudes de cada uno orientarán la decoración doméstica hacia uno u otro patrón. Porque, en realidad, si bien son muchas las posibilidades ornamentales que ofrecen pétalos, hojas y tallos, es cierto que cada vivienda es única, y cada uno sabrá la mejor manera de engalanar las mesas de su salón, cocina o patio.

Esperamos que este artículo os haya servido como inspiración y, si ya habéis adornado las mesas con flores y ramos, os invitamos a relatarnos vuestras experiencias.

 

Deja un comentario

Envio de flores a domicilio