Teléfono: 968 944 727

Sistemas de entutorado en el jardín

31 julio 2008

» Strelitzia, últimas

Sistemas de entutorado en el jardín

Pasear por el jardín y ver una fachada cubierta de vegetación, una valla bien tupida, una pérgola o celosía creando un ambiente acogedor… es un placer. En todos los casos, las plantas trepadoras son las protagonistas y en todos los casos hay que dirigir o guiarlas para su correcta distribución. Hablar de ‘dirigir o guiar’ es hablar de ‘entutorar’ y esta será una de las diferentes labores generales dentro del mantenimiento de nuestro jardín.

Pero en realidad, no son sólo las trepadoras las plantas que requieren de este tipo de técnica, sino que también ciertos grupos de arbustos y árboles ornamentales, así como algunos frutales y hortalizas si además disponemos de huerto.

Entutorado de rosales

¿Qué plantas necesitan el entutorado?
Hay un amplio grupo de plantas que necesitan de esta técnica. Las más populares son las trepadoras como las hiedras, clematis, bignonias, pasifloras, partenocissus, jazmín, wisteria, rosal trepador… pero hay muchas más como son las arbustivas pyracanthas, forsythias, cotoneaster, etc. que son muy utilizadas para la realización de setos o para crear extensas masas vegetales en vertical apoyadas también sobre soportes estructurales e incluso paredes.

Los árboles ornamentales, en el momento de su plantación, por lo general también requieren del apoyo de un fuerte tutor para conseguir que su tronco principal crezca durante sus dos primeros años fuerte y recto como deseamos, sin que el peso de su copa o vientos predominantes lo dañen.

Entutorado de plantas horticolas

En el huerto, los frutales como cerezos, albaricoqueros, ciruelos… un tutorado del tronco es importante en sus primeros años de vida ya que además de lo anteriormente dicho, ayudamos a fortalecer la unión de la variedad injertada sobre su patrón radicular. En el caso de perales o manzanos, la técnica puede ser mucho más compleja si utilizamos el sistema de cultivo llamado palmeta, espaldera o cordón, en el que además dirigiremos su vegetación sólo en anchura y altura en vez de su tradicional forma globosa.

Otras plantas como las vides, kiwis y las de pequeños frutos rojos (frambuesos, zarzamoras), necesitarán de estructuras especiales que soporten su particular vegetación. Y no olvidemos los tomates, pepinos, guisantes o judías como símbolos de hortalizas que sin el adecuado entutorado, el contacto continuo de la planta con el suelo puede mermar notablemente la calidad de sus frutos.

Entutorado de plantas

Estructuras y materiales para el entutorado
Para el correcto guiado de nuestras plantas necesitaremos principalmente tener en cuenta dos aspectos: estructuras y materiales de atado.

Las estructuras, en el caso del jardín serán y formarán parte de la arquitectura global de la casa. En vallas, tendremos en cuenta si van a ser cubiertas total o parcialmente con la vegetación para elegir el material y diseño más adecuado. Siempre deben de ser robustas ya que tendrán que soportar el peso de las plantas, el ejercido por el viento y al no darles el sol directamente, ser resistentes a la humedad.

En pérgolas y celosías, el diseño y materiales deben de ser estéticamente valorados ya que las plantas desarrolladas sobre ellas se presentarán en una armonía de conjunto.

Entutorado de plantas de girasol

Los tutores de los árboles ornamentales y frutales deben de ser rígidos y con una longitud que, una vez bien clavados al suelo lo más junto posible al tronco, superen ligeramente el final del mismo.

Y en el caso de hortícolas, estructuras mediante cañas o entramados de mallas plásticas permitirán el desarrollo vertical deseado.

Los materiales de atado son fundamental y por suerte han evolucionado muchísimo en estos últimos años. Mientras que antes se utilizaba cualquier material al alcance de la mano como por ejemplo los alambres de aluminio o cobre, hoy disponemos en el mercado de productos especialmente diseñados para este uso que no dañan a las ramas, permiten abrirse y cerrarse miles de veces sin deterioro, son resistentes a los cambios climáticos, fáciles de manejar, perfectamente ajustables y además se integran con total armonía con la planta.

Entutorado de plantas ornamentales

El atado en árboles y frutales debe de realizarse sobre el tronco al tutor con un material sintético lo suficientemente ancho para que las posibles fricciones del movimiento de la planta no dañen su corteza. Así mismo, una vez adquirido el diámetro de tronco y robustez deseada, se debe de retirar tanto el tutor como el material de atado.

En el resto de plantas (trepadoras, arbustivas y hortícolas), en la medida de lo posible, siempre debe de realizarse de forma periódica para guiar la planta de forma natural y armoniosa. Las ramas adquieren rigidez con el tiempo y dificultan su manipulación si se trabajan de tarde en tarde. Especialmente para este grupo de plantas, adquieren una gran importancia los ‘materiales de atado de última generación’, ya que permiten su fácil reutilización miles de veces.

Los puntos de atado son múltiples y estratégicos como medida de sujeción o ayuda a la planta sobre la estructura. Este atado debe de ser ligeramente holgado y aun así, es necesaria su vigilancia para evitar que con el engrosado natural de las ramas se puedan producir estrangulamientos indeseados. Por ello, la importancia del material elegido.

Más información en el libro ‘Guia visual de Plantas de Jardín

Fernando Cuenca

 

, , , , , , ,

0 Comentarios

3 Trackbacks para este artículo

  1. Entutorado | Practica Huerting

    […] entutorado es una técnica de jardinería consistente en guiar las plantas para que crezcan en una dirección […]

  2. ¿Que es el “Entutorado”, y como lo hacemos? - Huerto en casa

    […] Sistemas de entutorado en el jardín […]

  3. ¿Que es el “Entutorado”, y como lo hacemos?

    […] Sistemas de entutorado en el jardín […]

Deja un comentario

Envio de flores a domicilio